Presión arterial baja

La presión arterial baja (hipotensión) es cuando la presión arterial sistólica es inferior a 100 mmHg.

Normalmente, la hipotensión no es una enfermedad, sino una característica individual de la persona. Por lo general, no causa ninguna molestia. Sin embargo, hay un grupo de personas que se quejan de sensaciones desagradables asociadas a ella.

La hipotensión es una enfermedad en la que no llega suficiente sangre al cerebro, lo que provoca una alteración de las funciones cerebrales.

TIPOS DE HIPOTENSIÓN

  • Primaria: asociada a los síntomas resultantes de una hipotensión crónica persistente; también se trata de afecciones con presión arterial baja, en las que no se puede establecer la causa primaria,
  • secundario (sintomático): que se produce como uno de los síntomas de una enfermedad.

SÍNTOMAS DE PRESIÓN ARTERIAL BAJA

Una presión arterial persistentemente baja puede dar lugar a un conjunto de síntomas percibidos subjetivamente.

  • malestar general: fatiga permanente, pesadez, apatía, somnolencia
  • mareos y dolores de cabeza (principalmente en la zona frontal)
  • desmayo
  • manos y pies fríos
  • visión confusa y borrosa
  • palpitaciones (el paciente siente los latidos de su corazón)
  • respiración rápida y superficial
  • desorientación
  • náuseas
  • Pérdida temporal de la conciencia.
  • Hay ciertas situaciones que pueden exacerbar los síntomas de la hipotensión.

Entre ellas se encuentran, por ejemplo

  • esfuerzo físico excesivo
  • Aumento de la temperatura ambiente.

En caso de bajada brusca de la tensión arterial, desmayo o bajada de tensión en niños, embarazadas y ancianos, se debe consultar inmediatamente a un médico.

CAUSAS DE LA PRESIÓN ARTERIAL BAJA

Causas de la presión arterial baja:

  • tomar determinados medicamentos, como antidepresivos o medicamentos para reducir la presión arterial utilizados para la hipertensión
  • diabetes mellitus, que causa principalmente hipotensión ortostática
  • Traumatismos graves con pérdida de grandes cantidades de sangre
  • enfermedades como el infarto de miocardio o la insuficiencia suprarrenal (enfermedad de Addison)
  • insuficiencia circulatoria
  • enfermedades infecciosas
  • quemaduras extensas
  • la vejez
  • embarazo
  • condiciones genéticas.

La hipotensión ortostática es una forma importante de hipotensión. Se trata de la aparición de una presión arterial baja asociada a los cambios de posición del cuerpo (por ejemplo, después de que un paciente se levante repentinamente de una posición tumbada). Normalmente, el cuerpo humano aumenta la presión sanguínea en este punto para que la sangre no se acumule en las partes inferiores del cuerpo (miembros inferiores) y se dirija al cerebro y a otros órganos vitales. En un paciente con hipotonía ortostática tal reacción no es suficiente.

Factores que causan la hipotonía

  • todas las causas mencionadas anteriormente
  • venas varicosas
  • trastornos del sistema nervioso autónomo, más concretamente de su parte simpática (en diabetes, enfermedad de Parkinson, polineuropatías).
  • A veces, la presión arterial baja se produce en personas que entrenan intensamente, por ejemplo, los atletas.

DIAGNÓSTICO DE LA PRESIÓN ARTERIAL BAJA

El primer paso en el diagnóstico es una entrevista y un examen médico detallados.

La prueba básica consiste en medir la presión arterial con un esfigmomanómetro (tensiómetro) en ambas extremidades superiores. A veces también es necesario un control diario de la presión arterial. Manguito de presión arterial correctamente aplicado

Pruebas realizadas para el diagnóstico de la hipotensión

  • Análisis de sangre (nivel de glucosa en sangre, recuento sanguíneo)
  • ECG (puede mostrar un ritmo cardíaco irregular, síntomas de isquemia cardíaca, etc.)
  • Ecografía: método de imagen para examinar el corazón y los vasos sanguíneos mediante ultrasonidos
  • Prueba de esfuerzo del ECG: se realiza durante un esfuerzo físico, por ejemplo, caminando en una cinta de correr en movimiento
  • Prueba ortostática: el paciente se tumba tranquilamente en un sofá durante varios minutos y luego se levanta rápidamente. Durante esta maniobra, se mide la presión arterial y se compara con la presión de referencia medida antes y durante el reposo.

TRATAMIENTO DE LA PRESIÓN ARTERIAL BAJA

Su médico puede prescribirle un tratamiento farmacológico con:

  • dihidroergotamina, un fármaco que previene el desarrollo de hipotensión ortostática
  • medicamentos que estimulan el sistema nervioso simpático
  • mineralocorticosteroides
  • La eritropoyetina, una hormona que estimula la producción de glóbulos rojos (eritrocitos) en la médula ósea.

Es muy importante tratar las enfermedades con presión arterial baja.

En caso de síncope o reacción ortostática, el paciente debe ser acostado con los miembros inferiores elevados. Además, el paciente debe aprender a reconocer un síncope inminente y adoptar profilácticamente una posición sentada para evitarlo.

CONSEJOS DEL MÉDICO

✓ DO:

  • aumentar la ingesta de líquidos (2-3 litros al día)
  • comer a menudo pero en pequeñas cantidades
  • practique deportes y excursiones que entrenen su sistema cardiovascular: natación, ciclismo, caminatas al aire libre
  • recibir masajes e hidroterapia
  • dormir con el cuerpo en un ángulo de aproximadamente 20°.

NO LO HAGAS:

  • pasar demasiado tiempo al sol
  • permanecer demasiado tiempo en posición de pie
  • hacer esfuerzos físicos repentinos y excesivos
  • salir de la cama demasiado rápido
  • Comer alimentos pesados o de gran peso.
Opublikowano
Umieszczono w kategoriach: Corazón