Trombocitopenia

La trombocitopenia, o trombocitopenia, es una reducción del número de células sanguíneas llamadas plaquetas por debajo de lo que se considera normal.

Las plaquetas son responsables de los procesos de coagulación de la sangre en el organismo. Los niveles normales de plaquetas oscilan entre 150.000 y 400.000 células por 1 microlitro (es decir, la millonésima parte de un litro).

Cuando se diagnostica la trombocitopenia, se observa un descenso de los valores de las plaquetas por debajo de las 150.000 células. La trombocitopenia es uno de los trastornos hemorrágicos más comunes.

Tipos de trombocitopenia

  • Trombocitopenia primaria: deficiencia de plaquetas como condición autolimitada.
  • Trombocitopenia secundaria: deficiencia de plaquetas como síntoma secundario de otras enfermedades.

SÍNTOMAS DE TROMBOCITOPENIA

Los síntomas característicos de la trombocitopenia incluyen:

  • hemorragias nasales frecuentes y repetidas
  • sangrado de las encías, del tracto urinario (puede haber sangre al orinar), de los genitales o del tracto gastrointestinal
  • petequias visibles en la piel (pequeñas manchas rojas puntiformes).

La reducción del número de plaquetas es la causa de las hemorragias, pero los síntomas se observan con mayor frecuencia en la piel y las mucosas, donde se desarrollan manchas o puntos rojos oscuros característicos.

CAUSAS

Causas que conducen a un recuento reducido de plaquetas

  1. Destrucción excesiva de las plaquetas.
  2. Reducción de la producción de plaquetas en la médula ósea.
  3. otras causas, generalmente complejas o indeterminadas.

Causas relacionadas con la disminución de la producción de plaquetas

  1. Disfunción de la médula ósea responsable de la producción de plaquetas.
  2. Anemia por deficiencia de vitamina B12, ácido fólico, anemias aplásicas.
  3. daños en la médula ósea por radiaciones ionizantes, sustancias tóxicas (drogas, alcohol).
  4. ciertas infecciones virales.

La destrucción excesiva de plaquetas puede ser el resultado de:

  • trastornos del sistema inmunitario (el organismo produce anticuerpos que destruyen las plaquetas normales)
  • uso de sustancias tóxicas (por ejemplo, el benceno), medicamentos (por ejemplo, medicamentos contra el cáncer)
  • Hemorragias masivas y quemaduras extensas (consumo de plaquetas)
  • enfermedad con agrandamiento del bazo (órgano responsable de la descomposición de las células sanguíneas).
  • Una de las trombocitopenias más comunes es la llamada púrpura trombocitopénica. Esta enfermedad provoca una hemorragia de los pequeños vasos sanguíneos, lo que da lugar a la aparición de manchas de diversos tamaños, generalmente de color rosa o púrpura, en la piel y las mucosas.

DIAGNÓSTICO

La detección de la trombocitopenia es posible tras un análisis de sangre morfológico y la presencia de un recuento de plaquetas por debajo de lo normal.

En el diagnóstico, es importante buscar posibles enfermedades que causen un recuento reducido de plaquetas (por ejemplo, leucemia) y examinar la médula ósea.

TRATAMIENTO DE LA TROMBOCITOPENIA

El tratamiento de la trombocitopenia se basa principalmente en tratar la enfermedad subyacente que es la causa directa de la disminución del recuento de plaquetas.

En caso de hemorragias frecuentes o de uso de fármacos que puedan provocar trombocitopenia, el tratamiento actual son los concentrados de plaquetas obtenidos de donantes. También se administran corticosteroides para aumentar el recuento de plaquetas.

Si el descenso del recuento de plaquetas se debe a una célula del bazo hiperactiva que destruye las plaquetas, el único tratamiento es la cirugía para extirpar el bazo.

CONSEJOS DEL MÉDICO

Si usted o sus familiares notan algún síntoma alarmante, por ejemplo

Hemorragia espontánea sin causa aparente
petequias y hematomas frecuentes en la piel
Sangrado abundante después de un procedimiento dental
sangrado prolongado de las heridas,
Acuda a un especialista para conocer la causa y el posible tratamiento posterior.

✓ DO:

  • comprobar continuamente el recuento de plaquetas mediante la realización de pruebas
  • manténgase en contacto con su médico
  • seguir una dieta sana y llevar un estilo de vida saludable.

NO LO HAGAS:

  • ignorar los primeros signos de enfermedad, es decir, un recuento bajo de plaquetas.
Opublikowano
Umieszczono w kategoriach: Corazón